projectwp

Un poquito sobre sionismo y su colaboración con los nazis

In Historia, nacionalsocialismo, Revisionismo, sionismo on 13 noviembre 2009 at 2:10 am

“El antisionismo , en todas sus expresiones, es un fenómeno que me causa escozor. Mucho más cuando proviene de judíos . Creo que se trata de personas con cierta dificultad para comprender la realidad o aprender de las lecciones de la historia”.

Con dicha frase comienza su artículo Natalio Steiner, director del periódico pro-sionista Comunidades en la cual hace una dura crítica sobre los considerados herejes del siglo XXI: Los antisionistas.

Desde una perspectiva fundamentalista y cerrada, Steiner reclama el legítimo, histórico y natural derecho de los judíos a “vivir en su territorio soberano, derecho que se encuentra engarzado en las fuentes bíblico-talmúdicas“.

También hace una crítica a Marek Edelman, uno de los más importantes líderes del guetto de Varsovia por haber negado al sionismo “desde su infancia hasta el último día de su vida” e intenta fundamentar sus convicciones políticas con el mismo cuento de siempre:

El sionismo político surgió bastante antes que el Holocausto y su existencia se justifica aún sin esta hecatombe. Sin embargo la Shoa ha sido la prueba decisiva acerca de la necesidad imperiosa de la existencia de un estado judío soberano en Israel. Por eso es que resulta aún más dificil entender al antisionismo judío cuando el mismo proviene de un sobreviviente del Holocausto.

Mucho me cuesta entender por qué los zelotes del sionismo moderno no pueden comprender y tolerar a judíos antisionistas como Norman Finkelstein, Marek Edelman, Lenni Brenner y Raul Hilberg. Una pregunta que nos debemos plantear es ¿por qué existen judíos antisionistas? ¿qué motivos impulsan a éstos personajes a tomar dicha postura política?.

La cuestión es algo compleja en sí misma. La red internacional de judíos antisionistas nos redacta en su carta los siguientes fragmentos:

El sionismo – la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel – echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio Nazi. El sionismo se nutrió de los más violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judíos en las luchas de liberación. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado… El sionismo también deshonra la persecución y el genocidio de los judíos europeos al usar su memoria para justificar y perpetuar el racismo y colonialismo europeos… El sionismo es racista. Demanda poder político, económico y legal para las personas y culturas judías y europeas por encima de los pueblos y las culturas autóctonas… Los sionistas diseminan el mito de que Israel es una democracia. En realidad, el Estado de Israel ha establecido e implementado prácticas y políticas internas de discriminación contra los judíos de ascendencia mizrahi y excluye y restringe a los palestinos… el Estado de Israel, en colaboración con los Estados Unidos, socava cualquier movimiento árabe por la liberación y el cambio social… Miles de millones de dólares americanos fluyen anualmente hacia el Estado de Israel para sostener la ocupación y su ejército sofisticado y brutal. La máquina de guerra que financian lidera la industria global de armas, mengua los recursos ansiados por un mundo que desesperadamente necesita agua, comida, asistencia médica, vivienda y educación…

Y no es para menos… Desde hace meses he querido redactar un artículo acerca de Ha’avara y la histórica colaboración entre los nazis y la Federación Sionista de Alemania, así como otros acuerdos a los que llegó el régimen nacionalsocialista con diferentes organizaciones sionistas en Europa. Contamos con diversas fuentes que nos narran acerca de ésta polémica colaboración que sigue siendo un tema tabú en los países occidentales, desde los escritos izquierdistas de Lenni Brenner “51 Documentos: La colaboración sionista con los nazis” y “El sionismo en la era de los dictadores” hasta otros artículos revisionistas tales como “El sionismo de Hitler” del historiador Mark Weber o incluso la inédita obra de uno de los judíos antisionismas más antiguos e importantes de la era de la posguerra: Joseph Ginzburg.

Ya desde la década de los 70’s David Irving nos venía advirtiendo sobre la existencia de una importante red de colaboración entre los altos oficiales del Tercer Reich e importantes personalidades del sionismo revisionista, así, en la introducción de su Best Seller La guerra de Hitler nos comenta:

En 1948, (Heinrich) Brüning escribió a los redactores de Life prohibiéndoles la publicación de una carta que en agosto de 1937 había dirigido a Winston Churchill; en ella se informaba que “desde octubre de 1928 las dos personas que más ayudaron al partido nazi eran directores generales de dos bancos muy importantes de Berlín, los dos de religión judía, y uno de ellos el dirigente del sionismo en Alemania”.

Después de algún tiempo buscando en internet sobre las posibles identidades de ambos sujetos he encontrado que dicho líder sionista alemán se trataba de Georg Kareski, un prominente banquero berlinés líder de la Federación Sionista de Alemania quien, como es mencionado anteriormente, apoyó con cuantiosas sumas de dinero al partido nacionalsocialista obrero alemán y a la dictadura de Adolf Hitler varios años después. Recibió y aceptó con entusiasmo las Leyes de Nuremberg, en especial aquellos fragmentos que describían y reforzaban la separación racial de los judíos y los alemanes, una de sus frases más célebres fue:

“Las leyes deNuremberg también satisfacen viejas demandas sionistas”

Georg Kareski no sólo fue partidario de la separación racial, también tuvo notoria influencia en la Solución final, en especial en lo que se refería a la migración pacífica de los judíos de los territorios alemanes hacia Palestina y fue quien promovió la idea de que los judíos debían ser forzados a usar la estrella de David para identificarlos y como herramienta para presionarlos a emigrar. siendo su solucitud aceptabd en octubre de 1939. Así como Georg Kareski, otros personajes como Kurt Tuchler, Yitzak Shamir, Avraham Stern, Gertrude Stein también manifestaron su abierto apoyo a los nazis.

La Estrella de David que se muestra como prueba de la humillación a la que sometieron los nazis a los judíos fue, en realidad, idea de los líderes sionistas

No se si Natalio Steiner desconoce o simplemente ignora deliberadamente ésta clase de hechos, pero el Sionismo, con su activa colaboración con uno de los regímenes que más se ha distinguido por su actitud hostil hacia los judíos carece de todo derecho moral para exigir aceptación y respeto por parte de los judíos alrededor del mundo. Es por ello que hoy en día existen cada vez más judíos que, separados u organizados protestan contra el sionismo político, financiero y mediático y sus crímenes contra la problación civil palestina y la humanidad, los cualesel sonismo describe como “acciones en legítima defensa” pensando que le podrá vender a occidente dicha idea absurda. Existen numerosas ideas y formas de pensamiento entre las organizaciones formadas por judíos antisionistas alrededor del mundo, así como prominentes personalidades judías que se oponen al sionismo, desde Norman Finkelstein y Noam Chomsky hasta grupos como Naturei Karta y torah against zionism. Por cuestines de tiempo no puedo exteneder más éste artículo, pero en cuanto pueda agregaré más información y daré continuidad al tema.

Enlaces:

El rol del zionismo en el Holocausto (Jews not zionists)

Los millones que pudieron haber sido salvados (Por I. domb)

Carta abierta de la Red Internacional de Judíos Antisionistas

Nota: Anexo un enlace al testimonio de Joseph Ginzburg durante los juicios contra Ernst Zündel en Canadá durante el año de 1988.

J.G. es el judío supeviviente de campos de concentración nazis que fue  mentor y padre ideológico de Ernst Zündel, quen fue encarcelado por negar el Holocausto, acción que es penalizada en Canadá y varios países en Europa. J.G. se caracterizó por ser uno de los valientes judíos que afirmaban que no existieron cámaras de gas en campos de concentración nazis, en especial en Auschwitz, donde él estuvo interno y destacó el rol del sionismo en La Solución Final.

Leer en Eco Revisionista

Anuncios
  1. […] los que no he podido dar seguimiento ni continuación como ocurrió sobre mi artículo acerca de la alianza entre los nazis y las organizaciones sionistas de Europa durante el auge del Tercer Reich. Hace unos días, al visitar la página del polémico […]

  2. […] Un poquito sobre sionismo y su colaboración con los nazis [i] En 2005 en el diario Avui ya escribió en catalán, lo siguiente” “En Barcelona queda muy hortera hablar español, yo sólo lo hablo con la chacha y con algunos empleados. Es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace este ruido tan espantoso al pronunciar la jota. …” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: